Tips al colgar cuadros

Colgar cuadros es en muchas ocasiones sinónimo de estropear la pared. Si no disponemos de la herramienta adecuada o de los conocimientos suficientes es habitual que la superficie en la que se realiza el agujero se acabe dañando.

📌Tiras adhesivas. Se trata de unas tiras que se cortan a la medida del cuadro que se desea colgar y se fijan a la pared. Funcionan del mismo modo que un celo de doble cara. Una vez que has decidido a qué altura situarlas, basta con despegar el protector que tienen a cada lado y pegarla. El principal inconveniente de estas tiras adhesivas es que solo sirven para superficies lisas y, por lo tanto, no son tan efectivas en paredes con gotelé.
📌 Adhesivos desmontables. Otra opción para colgar cuadros sin realizar ningún agujero es utilizar adhesivos desmontables. Se trata de unas piezas de plástico que se pegan a la pared. La otra mitad de la pieza se pega al cuadro y después las dos se unen encajando y formando un solo adhesivo. Esta sujección es mucho más resistente que la anterior pero tiene como desventaja que al retirarla puede eliminar parte de la pintura.

Volver